viernes, 18 de diciembre de 2009

La Iglesia de San Martín de Albelda será derruida en breve.


El Ayuntamiento envió un informe al Consejo de Patrimonio para que tenga conocimiento de la declaración de ruina inminente del templo. En el informe se aducía lo que era ya sabido: la construcción evidencia «graves problemas de cimentación».
Una anterior iglesia del municipio corrió la misma suerte, y sobre el mismo solar se construyó la actual. «A pesar de haberse invertido, por lo que cuentan, unas cantidades importantes en hacer muros de contención, el terreno cedió», explicó Javier García Turza, director general de Cultura. El informe de ruina se envía al Consejo porque el Plan General Municipal de Albelda (PGM) protege el templo. Además, debajo de ésta están los muros de la iglesia primitiva con su correspondiente valor sentimental y arquitectónico.
Patrimonio sí ha precisado que aquellos elementos de interés del templo, «tantos bienes muebles del interior como del exterior, retablos, esculturas de Miguel Ángel Sáinz, como tienen un valor en sí mismos, serán cuidados en lugar seguro hasta que se decida la nueva ubicación, y hasta que se construya la nueva iglesia» explica García Turza, quien ve positiva la decisión.
La iglesia, a punto de ser derribada, fue diseñada por el arquitecto y sacerdote Gerardo Cuadra. Se invirtieron toneladas de cemento inyectado. «Las veces que he subido a una boda o a una comunión he visto una grietas que asustaban, que podían ser de asentamiento, pero que, lógicamente, al cabo del tiempo al ser un terreno tan arcilloso, ha ido resbalando el monte», describe», el director general.
Se ha oído decir con desenfado que al final la iglesia tendrá que ser ubicada en el río.
La iglesia, a punto de desaparecer tiene el sello personalísimo de Cuadra: un templo contemporáneo, con una nave amplísima, unas vidrieras características y elementos decorativos realizados con mucho cemento externo e interno.
Horas contadas
García Turza conoce muy bien la obra arquitectónica de Cuadra. «Deja un desnudo 'a priori' sin acabar, pero que le da una belleza muy especial», resume telegráficamente.
Una estética de una iglesia con las horas contadas que maridaba excelentemente con las piezas de Miguel Ángel Sáinz. Así lo ve Turza.
«Miguel Ángel era de la misma línea, lo suyo eran materiales muy sobrios, pero a la vez con una fuerza brutal. Se complementaban muy bien», opina.
El templo albeldense se inauguró en la Navidad de 1979, y se ubicó en el mismo lugar donde se estableció la primitiva iglesia parroquial de San Martín, desde finales del siglo XVIII hasta que tuvo que ser demolida por fisuras en el terreno sobre el que se levantaba hicieron peligrar su estabilidad.
Capiteles románicos
Al levantar el suelo de la antigua iglesia se encontraron con tumbas, al igual que en la plazoleta de la Iglesia llamada 'Cementerio'. En los trabajos aparecieron empotrados en los vetustos muros una imagen y varios capiteles románicos que se conservaron en la iglesia nueva y en el edificio denominado 'La Panera'. Ésta se encuentra a los pies del Cerro del Castillo y presenta un tramo excavado en la misma roca.
El problema no es de ayer. Hace nada menos que 23 años intentó solucionar el problema del terreno con inyecciones de cemento. No resultó eficaz en ningún momento.
Es entendible que entre los albeldenses el derribo, aunque inevitable, no haga demasiada gracia. Albelda y sus iglesias atesoran una larga trayectoria. De la Colegiata se conserva el Retablo Mayor de 1540. El estilo de la mayor parte de la escultura es del maestro Anse.

1 comentario:

sanmartindealbelda dijo...

La iglesia esta siendo reconstruida por la empresa Ucasa.
Pueden ver imágenes del proyecto y mantenerse informados en:
http://www.sanmartindealbelda.com